Esta ultima decada en el beisbol

Hay cosas en las Grandes Ligas que se han convertido en costumbre esta década.

El último campeón nada a contracorriente para revalidar su corona.
Siempre sale un equipo del fondo para causar revuelo. Tampoco sirve de
mucho tener el mejor récord en la temporada regular. Y se ha puesto de
moda romper ciertos maleficios, con la excepción del de los Cachorros
de Chicago.

Por octavo año consecutivo, el monarca vigente
de la Serie Mundial –en este caso los Medias Rojas de Boston– no pudo
defender el título, aunque dio pelea hasta la serie de campeonato de la
Liga Americana, donde cayó en siete juegos frente a los Rays de Tampa
Bay.

Sí, esos mismos Rays que sólo el año previo habían tenido el peor récord en la liga.

Ya en el Clásico de Otoño, que se recordará por el decisivo quinto
partido que arrancó el lunes y se completó el miércoles debido a la
lluvia, los Rays no pudieron con los Filis de Filadelfia.

Sosteniéndose en el pitcheo de Cole Hamels y los palos de Ryan Howard,
Filadelfia atrapó apenas su segundo cetro desde 1980 y el primero para
un equipo profesional de la ciudad en más de un cuarto de siglo.

Cien victorias, pero cero sortijas

Los Angelinos de Los Ángeles ganaron 100 juegos y se alzaron con el
banderín de la división Oeste de la Americana con una abrumadora
diferencia de 21 partidos sobre Texas. De nada sirvió. La tropa
angelina se despidió a las primeras de cambio frente a unos Medias
Rojas a los que hay que reconocerles que tuvieron carácter para superar
muchos escollos y llegar tan lejos, su quinta postemporada en seis años.

Manny vs. Boston

Boston
se encargó de abrir la temporada el 25 de marzo con una victoria sobre
Oakland en Tokio, pero de salida afrontó obstáculos.

El primero
fue la lesión que le privó de los servicios de su veterano derecho Curt
Schilling y luego la gran telenovela del año.

La misma fue
protagonizada por Manny Ramírez, quien al ver expirar su contrato con
los Medias Rojas movió cielo y tierra para forzar un canje.

Agotada la paciencia con el toletero, Boston decidió transferirlo en
julio a los Dodgers de Los Ángeles y obtuvo a Jason Bay de Pittsburgh
en el mismo canje para cubrir el bosque izquierdo.

Todos
quedaron contentos con la transacción, pues Boston supo seguir adelante
sin Ramírez y el dominicano fue vital para que los Dodgers viniesen de
atrás en el último mes para llevarse el Oeste de la Nacional.

Su
aporte fue aún más destacado en la primera vuelta de los playoffs, en
la que los Dodgers de Joe Torre dieron cuenta fácil de los Cachorros.

Chicago se escocotó

Todo presagiaba que éste sería el año del equipo de Chicago tras un
siglo desde la conquista de su último campeonato. Su dirigente, Lou
Piniella, fue seleccionado como el mejor piloto, el catcher
puertorriqueño Geovanny Soto fue laureado como el Novato del Año y el
venezolano Carlos Zambrano tiró el primer juego sin hits de los
Cachorros desde 1972.

Pero, simple y llanamente, a la hora de la
verdad, los Cachorros no batearon, su pitcheo no estuvo a la altura y
en defensa fueron un desastre.

Fuera de ‘playoffs’

El 2008 deparó un hecho que desde hace rato no se veía: los Yanquis de
Nueva York se fueron de vacaciones en octubre, tras 13 años seguidos de
jugar en postemporada.

Los Yanquis esperan que esa situación no
se repita y la solución es la misma de siempre con la familia
Steinbrenner: a billete limpio. Los “Mulos del Bronx” ficharon al as
C.C. Sabathia con el contrato más lucrativo en la historia para un
pitcher, por la friolera de 161 millones de dólares por las próximas
siete temporadas.

Mientras los Yanquis se acostumbraban a la
idea de qué hacer con más tiempo libre, los Cerveceros de Milwaukee
finalmente regresaron a playoffs. Ausentes desde 1982, Milwaukee se
benefició en grande con su fichaje de Sabathia, a quien obtuvo en un
canje con Cleveland.

Sin aire los Mets

La jornada
final volvió a deparar una frustración para los Mets. Pese a la sonada
contratación del venezolano Johan Santana, Nueva York se desinfló por
segundo año sucesivo tras llegar al último mes como líder del Este.
Vaya nota discordante para el adiós de su estadio, Shea.

Entre
las proezas individuales, el venezolano Francisco Rodríguez quebró el
récord de rescates que estaba en manos de Bobby Thigpen al anotarse 62.

Los Mets ficharon a Rodríguez por tres años y 37 millones de dólares,
en una apuesta por remediar sus problemas para cerrar partidos.

Otro para Pujols

Pese
a una dolencia en la pantorrilla que le mandó a la lista de lesionados,
Albert Pujols obtuvo su segundo premio como Jugador Más Valioso dentro
de una temporada en la que el inicialista dominicano de los Cardenales
de San Luis llegó a los 300 jonrones y superó los 1,500 hits.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: